John 11

Cierto hombre estaba enfermo, Lázaro de Betania, del pueblo de María y su hermana, Marta. Era aquella María que había ungido al Señor con aceite, y que había limpiado sus pies con el cabello, quien estaba enfermo era su hermano Lázaro. Las hermanas le mandaron decir, «Señor, observa, aquel por quien tienes gran afecto está enfermo.» Cuando Jesús lo escuchó, dijo, «Esta enfermedad no es mortal sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios pueda ser glorificado con esta.» Ocurría que Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Aunque
World English Bible dice `entonces,´ la traducción `aunque´ es tomada de Dios Habla Hoy. La Biblia..
cuando supo que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba.
Tras lo cual le dijo a los discípulos, «Vayamos de nuevo a Judea.»

Los discípulos le dijeron, «Rabí, los Judíos están tratando de apedrearte, ¿Pero vas de nuevo allá?»

Jesús les contestó, «¿No hay doce horas de luz al día? Si un hombre camina en el día, no tropieza, porque ve la luz de este mundo. 10 Pero si un hombre camina en la noche, tropieza, porque la luz no está en él.» 11 Dijo estas cosas, y después, les dijo «Nuestro amigo Lázaro yace dormido, pero voy a ir para poder despertarlo de su sueño.»

12 Entonces los discípulos dijeron, «Señor, si yace dormido, se recobrará.»

13 Jesús hablaba de su muerte, pero ellos pensaban que hablaba de descansar durmiendo. 14 Así que Jesús les dijo directamente, «Lázaro está muerto. 15 Por el bien de ustedes, me alegra no haber estado allí, para que puedan creer. Por esto, vamos donde él.»

16 Entonces Tomas, que era llamado dídimo
«Dídimo» significa «Gemelo.»
, dijo a los discípulos, «Vayamos también, para poder morir con Él.»

17 Así que cuando Jesús fue, encontró que Lázaro ya llevaba cuatro días en la tumba. 18 Betania estaba cerca a Jerusalén, como a quince estadios
15 estadios es cerca de 2.8 kilómetros o 1.7 millas.
de distancia.
19 Muchos de los Judíos se habían unido a las mujeres que rodeaban a Marta y María, para consolarlas por lo concerniente a su hermano. 20 Entonces cuando Marta escucho que Jesús venía, fue a encontrarlo, pero María se quedó en la casa. 21 Entonces Marta le dijo a Jesús, «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no hubiera muerto. 22 Aunque yo ahora se, que cualquier cosa que le pidas a Dios, Dios te la concederá.» 23 Jesús le dijo, «Tu hermano resucitará.»

24 Marta le dijo, «Se que él resucitará en la resurrección del último día.»

25 Jesús le dijo, «Yo soy la resurrección y la vida. Aquel que crea en mí vivirá, incluso si muere. 26 Cualquier que viva y crea en mí no morirá nunca. ¿Crees esto?»

27 Ella le dijo, «Si, Señor. He llegado a creer que tu eres Cristo, el Hijo de Dios, el que viene al mundo.»

28 Cuando había dicho esto, se fue, y llamó en secreto a María, su hermana, diciendo, «El Maestro está aquí, y te está llamando.»

29 Cuando ella escucho esto, se levantó rápidamente y fue donde Él. 30 Jesús aún no había llegado a la villa, sino que estaba en el sitio en el que Marta lo había encontrado. 31 Entonces cuando los Judíos que estaba con ella en la casa, y que la consolaba, vieron que María se levantaba rápidamente y salia, la siguieron, diciendo, «Va a la tumba a llorara allí.» 32 Entonces cuando María fue donde Jesús estaba, y lo vio, cayó a sus pies, diciéndole, «Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no hubiera muerto.»

33 Cuando Jesús la vio llorando, junto con los Judíos que venían llorando con ella, suspiró en el espíritu, se conmovió, 34 y dijo, «¿Donde lo han dejado?»

Le dijeron, «Señor, ven y mira.»

35 Jesús lloró.

36 Entonces los Judíos dijeron, «¡Miren cuanto afecto tenía por él!» 37 Algunos de ellos dijeron, «¿No podría este hombre, que abrió los ojos del que estaba ciego, también haber evitado que este hombre muriera?»

38 Jesús entonces, nuevamente suspirando en su interior, fue a la tumba, que estaba tapada con una piedra. 39 Jesús dijo, «Retiren la piedra.»

Marta, la hermana del que estaba muerto, le dijo, «Señor, en este momento debe oler mal, porque lleva cuatro días muerto.»

40 Jesús le dijo, «¿No te dije que si creías, verías la gloria de Dios?»

41 Así que corrieron la piedra del sitio donde el muerto yacía. Jesús levantó sus ojos, y dijo, «Padre, te agradezco por haberme escuchado. 42 Se que siempre me escuchas, pero a causa de la multitud que me rodea digo esto, para que puedan creer que Tu me enviaste.» 43 Después de decir esto, grito con fuerte voz, «¡Lázaro, sal!»

44 El que había estado muerto salió, con manos y pies envueltas en vendas y su rostro envuelto en tela.

Jesús les dijo, «Libérenlo, y permítanle andar.»

45 Así que muchos de los Judíos que fueron donde María y vieron lo que Jesús hizo, creyeron en Él. 46 Pero algunos de ellos fueron donde los fariseos, y les contaron lo que habían hecho Jesús. 47 Entonces los jefes de los sacerdotes y los fariseos se reunieron en un consejo y dijeron, «¿Que vamos a hacer? Pues este hombre hace muchas señales. 48 Si lo dejamos sólo así, todos creerán en Él, y los romanos vendrán y nos arrebatarán tanto nuestro sitio
Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. dice `lugar sagrado´ con nota al pie de página `El lugar sagrado es el templo,´ Dios Habla Hoy. La Biblia. dice `nuestro templo.´
como nuestra nación.»

49 Pero uno de ellos, Caifás, siendo el sumo sacerdote ese año, les dijo, «No saben nada, 50 ni consideran que es ventajoso para nosotros
Elberfelder, Johannes Evangelium: mit Erklärungen von Werner Heukelbach., Dios Habla Hoy. La Biblia. y Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. dicen `ustedes,´ World English Bible y Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `nosotros.´
que un hombre muera por la gente, para que la nación entera no perezca.»
51 Él no hablaba por si mismo, sino que siendo sumo sacerdote ese año, profetizaba
Dios Habla Hoy. La Biblia. dice `como era sumo sacerdote aquel año, dijo por inspiración de Dios.´ Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. dice `con inspiración profética´ con nota al pie de página `Para los evangelistas es el sumo sacerdote de cada año la herramienta de Dios, es quien debe anunciar una verdad más profunda.´
que Jesús moriría por la nación,
52 y no solamente por la nación, sino que agruparía en uno a los hijos de Dios que están dispersos. 53 Así que desde ese día decidieron que lo matarían. 54 Entonces Jesús no volvió a caminar abiertamente entre los Judíos, sino que salió de allí a una tierra cercana en el desierto, a una ciudad llamada Efraín. Allí se quedó con sus discípulos.

55 Ocurrió que la pascua de los judíos estaba cerca. Muchos fueron de los campos a Jerusalén antes de la pascua, para purificarse. 56 Buscaban a Jesús y se decían unos a otros, mientras estaban en el templo, «Qué piensas, ¿Será que viene a la fiesta?» 57 Los jefes de los sacerdotes y los fariseos habían ordenado que si alguno sabía donde estaba Él, debía reportarlo, para poder capturarlo.

Copyright information for SpaTDP