Luke 9

Él reunió a los doce
Textus Receptus. dice «sus doce discípulos» en vez de «los doce.»
y les dio poder y autoridad sobre todos los demonios y para curar enfermedades.
Los mandó a predicar el Reino de Dios y a sanar los enfermos. Jesús les dijo, «No lleven nada para su viaje, ni bastón, ni billetera, ni pan, ni dinero; ni lleven dos abrigos. A cualquier casa que entren, quédense allí y salgan de allí. Si alguien no los recibe, cuando salgan de esa ciudad sacúdanse hasta el polvo de los pies como testimonio en contra de ellos.»

Ellos salieron y fueron por todas los pueblos
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. agrega `y ciudades.´
predicando la Buena Nueva y curando en todas partes.
Herodes el tetrarca escuchó todo lo que estaba siendo hecho por Jesús
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `por sus manos´ (las de los apóstoles).
, y estaba perplejo porque algunos decían que Juan había resucitado de entre los muertos,
otros decían que Elías había aparecido y otros que uno de los profetas antiguos había resucitado. Herodes dijo, «A Juan yo lo he decapitado, pero ¿quien es este de quien oigo tales cosas?» Él buscaba como verlo. 10 Cuando los apóstoles regresaron, le contaron las cosas que habían hecho.

Él los reunió, y se retiró a un lugar desierto de una ciudad llamada Betsaida.
11 Pero las multitudes al percibirlo, lo siguieron. Él les dio la bienvenida, y les hablo del Reino de Dios, y curó a quienes necesitaban sanación. 12 El día comenzó a apagarse; y los doce fueron y le dijeron, «Envía a la multitud de regreso, para que puedan ir a los pueblos de los alrededores a descansar y a comer, porque estamos en un lugar desierto.»

13 Pero Él les dijo, «Ustedes, denles algo de comer.»

Dijeron, «No tenemos más que cinco pedazos de pan y dos pescados, tendríamos que ir a comprar comida para todas estas personas.»
14 Porque eran cerca de cinco mil personas.

Él le dijo a sus discípulos, «Hagan que se sienten en grupos de unos cincuenta cada uno.»
15 Así lo hicieron, e hicieron que todos se sentaran. 16 Él tomó los 5 pedazos de pan y los dos pescados, y mirando al cielo, los bendijo, y los partió, y los dio a los discípulos para repartir entre la multitud. 17 Comieron, y quedaron llenos. Reunieron doce canastos de los pedazos que quedaron.

18 Ocurrió, mientras él oraba sólo, que los discípulos estaban con Él y Él les preguntó «¿Quién dicen las multitudes que soy yo?»

19 Ellos contestaron, «`Juan el Bautista,´ pero otros dicen, `Elías´ y otros, que uno de los antiguos profetas que ha resucitado.»

20 Él les dijo, «Pero ¿quién dicen ustedes que soy yo?»

Pedro contestó, «El Cristo de Dios.»

21 Entonces Él les advirtió, y les ordenó no decir esto a nadie, 22 diciendo, «El Hijo del Hombre debe sufrir muchas cosas, y será rechazado por los ancianos, por los sumos sacerdotes y los escribas, será asesinado, y al tercer día se levantará.»
En Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. esta parte aparece pero no como palabras de Jesús.

23 Les dijo a todos, «Si alguien desea venir tras de mi, renuncie a si mismo, cargue su cruz diariamente
World English Bible no dice `diariamente,´ aunque si lo dicen TR, Nestle-Aland ed. 27/UBS ed. 4., Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament., Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. y Dios Habla Hoy. La Biblia. lo agregan.
y sígame.
24 Porque quien quiera salvar su vida la perderá
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `hacer vivir su alma la destruirá.´
, pero quien pierda su vida por mi causa, lo mismo la salvará.
25 Porque ¿de qué le vale a un hombre, si gana el mundo entero, pero se pierde o se perjudica a si mismo
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `destruye o pierde su alma.´
?
26 Quien se avergüence de mí y de mis palabras, de Él se avergonzará el Hijo del Hombre, cuando llegue a su gloria y a la gloria del Padre, y de los santos ángeles. 27 Les diré la verdad: Hay algunos de los que están aquí, que de ninguna forma probarán la muerte, hasta que vean el Reino de Dios.»

28 Ocurrió como ocho días después de haber dicho esto, que Jesús salió con Pedro, Juan y Santiago, y fue a una montaña a orar. 29 Mientras oraba, la apariencia de su rostro se alteró, y su vestido se hizo blanco y brillante. 30 Dos hombre estaban hablando con Él, ellos eran Moisés y Elías, 31 quienes aparecieron en la gloria
Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. dice `resplandeciente luz,´ Dios Habla Hoy. La Biblia. dice `rodeados de un resplandor glorioso.´
, y hablaban de su partida,
Literalmente «éxodo.»
la cual Jesús estaba por cumplir
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `estaba por cumplirse.´
en Jerusalén.

32 Pedro y los que lo acompañaban estaban pesados por el sueño, pero cuando estuvieron totalmente despiertos, vieron su gloria, y a los dos hombres que estaban con Él. 33 Ocurrió, mientras que se alejaban de Él, que Pedro le dijo a Jesús, «Maestro, es bueno que estemos aquí. Hagamos tres tiendas: una para ti, una para Moisés y una para Elías» sin saber lo que decía.

34 Mientras decía estas cosas, una nube vino y los cubrió, y tuvieron miedo cuando entraron
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `cuando Moisés y Elías entraron a la nube.´
en la nube.
35 Una voz salió de la nube diciendo, «Este es mi Hijo amado. ¡Escúchenlo!» 36 Cuando la voz se fue, encontraron sólo a Jesús. Quedaron en silencio, y no le contaron a nadie en esos días sobre las cosas que habían visto.

37 Ocurrió al día siguiente de haber bajado de la montaña, que una gran multitud lo encontró. 38 Un hombre de la multitud llamó, diciendo, «Maestro, te ruego que mires a mi hijo, porque es mi único hijo. 39 Un espíritu lo toma, repentinamente chilla y lo hace convulsionar, bota espuma, y difícilmente parte de él, hiriéndolo severamente. 40 Yo rogué a tus discípulos que lo sacaran, pero ellos no pudieron.»

41 Jesús contestó, «Generación perversa y sin fe, ¿Cuánto tiempo debo estar con ustedes y cargarlos? Trae aquí a tu hijo.»

42 Mientras que venía, el demonio lo derribó y lo hizo convulsionar violentamente. Pero Jesús reprendió al espíritu impuro, sanó al niño, y lo dio de vuelta a su padre. 43 Todos estaban asombrados por la majestad de Dios.

Mientras todos se maravillaban por las cosas que Jesús hacia, Él dijo a sus discípulos,
44 «Que estas palabras se sumerjan en sus oídos, porque el Hijo del Hombre será entregado a manos de los hombres.» 45 Pero ellos no entendieron lo que decía. Estaba oculto para ellos, porque no percibían, y les asustaba preguntarle sobre sus palabras.

46 Se formó una discusión entre los discípulos
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `entró un pensamiento en ellos.´
sobre cual de ellos era el más grande.
47 Jesús al percibir el razonamiento de sus corazones, tomo a un niño pequeño, lo puso a su lado, 48 y les dijo, «Quien reciba a este pequeño en mi nombre, me recibe a mí. Quien me recibe a mí, recibe al que me envió. Porque quien sea menos entre todos ustedes, ese será grande.»

49 Juan le contestó, «Maestro, vimos que alguien expulsaba demonios en tu nombre y se lo prohibimos, porque él no nos sigue.»

50 Jesús le dijo, «No se lo prohíban, porque quien no está contra nosotros
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. y Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. dicen `ustedes.´
está con nosotros.»

51 Ocurrió, cuando se acercaba el día en el que debía ser entregado, que Jesús fijo su rostro hacia Jerusalén, 52 y envió mensajeros antes que Él. Ellos fueron y entraron a un pueblo de Samaritanos, preparándolo para Jesús. 53 Pero en el pueblo no lo recibieron, porque viajaba hacía Jerusalén. 54 Cuando sus discípulos, Santiago y Juan, vieron esto, dijeron, «Señor, ¿deseas que ordenemos bajar fuego del cielo, y destruirlos, tal como Elías hizo?»

55 Pero Él se dio vuelta y los reprendió, «No saben de que clase de espíritu son. 56 Porque el Hijo del Hombre no vino a destruir vidas de hombres, sino a salvarlas.»
La frase «No saben de que clase de espíritu son. Porque el Hijo del Hombre no vino a destruir vidas de hombres, sino a salvarlas.» no aparece ni en Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. ni en Dios Habla Hoy. La Biblia., aunque Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. tiene una nota de pie de página que dice que algunos textos la añaden.

Y fueron a otra villa.
57 Mientras iban por el camino, cierto hombre le dijo, «Quiero seguirte a donde quiera que vayas, Señor.»

58 Jesús le dijo, «Los zorros tienen madrigueras, y los pájaros del cielo tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene un lugar para recostar su cabeza.»

59 Él le dijo a otro, «¡Sígueme!»

Él le dijo, «Señor, permíteme primero ir a enterrar a mi padre.»

60 Pero Jesús le dijo, «Deja que los muertos entierren a sus muertos, pero tu ve y anuncia el Reino de Dios.»

61 Otro también dijo, «Quiero seguirte, Señor, pero primero permíteme ofrecer una despedida a quienes están en mi casa.»

62 Pero Jesús le dijo, «Nadie, que habiendo puesto su mano en el arado mire hacia atrás, es digno del Reino de Dios.»

Copyright information for SpaTDP