Mark 3

Jesús entró de nuevo a la sinagoga, había allí un hombre que tenía una mano tullida. Ellos lo miraban pues si lo sanaba el día sabático, podían acusarlo. Él le había dicho al hombre que tenía la mano tullida, «Levántate.» Jesús les dijo, «¿Es legal en el día sabático hacer el bien, o herir? ¿Salvar una vida, o matar?» Pero ellos callaban. Después de mirarlos con indignación, apenado por la dureza de sus corazones, le dijo al hombre, «Estira tu mano.» Él la estiró, y su mano quedo curada, tan sana como la otra
Ni Dios Habla Hoy. La Biblia., ni Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament., ni Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. dicen `tan sana como la otra.´
.
Los fariseos salieron, y junto con los seguidores de Herodes conspiraron para destruirlo.

Jesús fue al lago con sus discípulos, y una gran multitud lo siguió de Galilea, de Judea, de Jerusalén, de Idumea, de más allá del Jordán, y de Tiro y Sidón. Una gran multitud que había escuchado las cosas grandiosas que hacía, vino a Él. Jesús habló con sus discípulos para que tuvieran un pequeño bote preparado cerca para que la multitud no lo aplastara. 10 Muchos había sanado, por esto todos los enfermos lo presionaban para poder tocarlo. 11 Cuando los que estaban poseídos por espíritus impuros
Dios Habla Hoy. La Biblia. y World English Bible dice `Cuando los espíritus impuros lo veían,´ Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. y Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `Cuando los que tenían espíritus impuros.´
, lo veían, se postraban a sus pies y gritaban, «¡Tu eres el hijo de Dios!»
12 Jesús les prohibió estrictamente dar a conocer quien era.

13 Jesús subió a la montaña y llamó a los que había elegido, y ellos fueron a Él. 14 Fueron doce, los que pudieron ser elegidos por Él y a quienes enviaría a evangelizar, 15 con autoridad para curar enfermedades y sacar demonios: 16 Simón, a quien le dio el nombre de Pedro; 17 Santiago hijo de Zebedeo; Juan, el hermano de Santiago, los llamo Boanegres, que significa hijos del trueno; 18 Andrés; Felipe; Bartolomé; Mateo; Tomás; Santiago el hijo de Alfeo; Tadeo; Simón el celote; 19 y Judas Iscariote quien después lo traicionó

Jesús entró a una casa.
20 La multitud se reunió nuevamente, hasta el punto en que no los dejaban comer pan. 21 Cuando sus familiares escucharon esto, fueron a llevárselo: diciendo, «Él está loco.» 22 Los maestros de la ley que llegaron de Jerusalén dijeron, «Tiene a Beelzebú,» y «con la ayuda del príncipe de los demonios expulsa demonios.»

23 Él los llamó, y les enseño en forma de parábolas, «¿Como puede Satanás expulsarse a si mismo? 24 Si un reino está dividido en contra de si mismo, ese reino no podrá mantenerse. 25 Si un hogar está dividido, ese hogar no podrá mantenerse. 26 Si Satanás está en contra de si mismo y dividido, no podrá mantenerse, y tendrá su fin. 27 Pero nadie puede entrar a la casa de un hombre fuerte a robar, a no ser de que antes ate al hombre fuerte; entonces podrá robar su casa. 28 Yo les aseguro, todos los pecados del hombre le serán perdonados, incluyendo sus blasfemias; 29 Pero quien blasfeme contra del Espíritu Santo nunca tendrá perdón, es culpable de un pecado eterno
Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. dice `ante el juicio que es eterno.´
30 porque ellos dijeron, «Él tiene un espíritu impuro.»

31 La madre y los hermanos de Jesús llegaron y desde afuera lo mandaron a llamar. 32 Una multitud estaba sentada alrededor de Jesús y le dijeron, «Mira, tu madre, tus hermanos
De acuerdo al comentario en Mateo 12,35 de Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe., `la palabras "hermano" y "hermana" por su uso en arameo, hebreo y griego, puede ser abreviación de familiar (e.g primo).´
y tus hermanas
Textus Receptus., Einheitsübersetzung der Heiligen Schrift. Die Bibel. Gesamtausgabe. y Paul D. Younan, Peshitta Aramaic/English Interlinear New Testament. omiten «tus hermanas.»
están afuera buscándote.»

33 Él les contestó, «¿Quienes son mi madre y mis hermanos?» 34 Mirando a quienes se sentaban a su alrededor, dijo «¡Miren, mi madre y mis hermanos! 35 Todo aquel que haga la voluntad de Dios, es también mi hermano, mi hermana y madre.»

Copyright information for SpaTDP