1 Samuel 7

1Los de Quiriat Yearín fueron a Bet Semes y se llevaron el arca del  Señor a la casa de Abinadab, que estaba en una loma. Luego consagraron a su hijo Eleazar para que estuviera a cargo de ella.

Samuel derrota a los filisteos en Mizpa

2El arca permaneció en Quiriat Yearín durante mucho tiempo. Pasaron veinte años, y todo el pueblo de Israel buscaba con ansiedad al  Señor. 3Por eso Samuel le dijo al pueblo: «Si ustedes desean volverse al  Señor de todo corazón, desháganse de los dioses extranjeros y de las imágenes de Astarté. Dedíquense totalmente a servir sólo al  Señor, y él los librará del poder de los filisteos.» 4Así que los israelitas echaron fuera a los ídolos de Baal y a las imágenes de Astarté, y sirvieron sólo al  Señor.

5Luego Samuel ordenó: «Reúnan a todo Israel en Mizpa para que yo ruegue al  Señor por ustedes.» 6Cuando los israelitas se reunieron en Mizpa, sacaron agua y la derramaron ante el  Señor. También ayunaron durante el día, y públicamente confesaron: «Hemos pecado contra el  Señor.» Fue en Mizpa donde Samuel comenzó a gobernar a los israelitas.

7Cuando los filisteos se enteraron de que los israelitas se habían reunido en Mizpa, los jefes filisteos marcharon contra Israel. Al darse cuenta de esto, los israelitas tuvieron miedo de los filisteos 8y le dijeron a Samuel: «No dejes de clamar al  Señor por nosotros, para que nos salve del poder de los filisteos.» 9Samuel tomó entonces un cordero pequeño y lo ofreció en holocausto al  Señor. Luego clamó al  Señor en favor de Israel, y el  Señor le respondió.

10Mientras Samuel ofrecía el sacrificio, los filisteos avanzaron para atacar a Israel. Pero aquel día el  Señor lanzó grandes truenos contra los filisteos. Esto creó confusión entre ellos, y cayeron derrotados ante los israelitas. 11Entonces los israelitas persiguieron a los filisteos desde Mizpa hasta más allá de Bet Car, matándolos por el camino. 12Después Samuel tomó una piedra, la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Ebenezer, «El Señor no ha dejado de ayudarnos.»

13Durante toda la vida de Samuel, el  Señor manifestó su poder sobre los filisteos. Éstos fueron subyugados por los israelitas y no volvieron a invadir su territorio. 14Fue así como los israelitas recuperaron las ciudades que los filisteos habían capturado anteriormente, desde Ecrón hasta Gat, y libraron todo ese territorio del dominio de los filisteos. También hubo paz entre Israel y los amorreos.

15Samuel siguió gobernando a Israel toda su vida. 16Todos los años recorría las ciudades de Betel, Guilgal y Mizpa, y atendía los asuntos del país en esas regiones. 17Luego regresaba a Ramá, donde residía, y desde allí gobernaba a Israel. También allí erigió un altar al  Señor.

Copyright information for NVI