Psalms 111

Salmo 111

¡Aleluya! ¡Alabado sea el  Señor! Alabaré al  Señor con todo el corazón
en la asamblea, en compañía de los rectos.
Grandes son las obras del  Señor;
estudiadas por los que en ellas se deleitan.
Gloriosas y majestuosas son sus obras;
su justicia permanece para siempre.
Ha hecho memorables sus maravillas.
¡El  Señor es clemente y compasivo!
Da de comer a quienes le temen;
siempre recuerda su pacto.
Ha mostrado a su pueblo el poder de sus obras
al darle la heredad de otras naciones.
Las obras de sus manos son fieles y justas;
todos sus preceptos son dignos de confianza,
inmutables por los siglos de los siglos,
establecidos con fidelidad y rectitud.
Pagó el precio del rescate de su pueblo
y estableció su pacto para siempre.
¡Su nombre es santo e imponente!
10 El principio de la sabiduría es el temor del  Señor;
buen juicio demuestran quienes cumplen sus preceptos.
¡Su alabanza permanece para siempre!


Copyright information for NVI